ALZHEIMER ENFERMEDAD QUE AFECTA A LOS ADULTOS MAYORES: IMSS

ALZHEIMER ENFERMEDAD QUE AFECTA A LOS ADULTOS MAYORES: IMSS
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Se recomienda  realizar actividades intelectuales ajedrez, leer, completar crucigramas. Síntomas de inicio, pérdida de memoria, lenguaje y el habla. Mayor riesgo si hay antecedentes familiares; se transmite de padres a hijos.

Catalogado como una forma muy común de demencia entre las personas mayores, debido a que es un trastorno cerebral que afecta la capacidad de quienes la padecen, el Alzhaimer es un padecimiento irreversible, afirmó  el doctor David Abraham Fabián Encarnación, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) #  25 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ensenada.

Dijo que inicia lentamente afectando las partes del cerebro que controlan el pensamiento, memoria y lenguaje; provoca dificultades para recordar cosas que ocurrieron recientemente o los nombres de personas que conocen y con el tiempo los síntomas empeoran.

Señaló que los enfermos pueden o no reconocer a sus familiares o tener dificultad para hablar, leer y escribir, olvidan como cepillarse los dientes y peinarse el cabello, pueden  volverse ansiosos, agresivos o deambular lejos de su casa, por lo que necesitan cuidados especiales y vigilancia continua.

Detalló que el riesgo es mayor si hay personas en la familia que tuvieron la enfermedad y sin duda son más vulenrables con la edad. Ningún tratamiento la detiene, sin embargo; algunas vitaminas como B12, B3, C, el ácido fólico y una dieta rica en frutas,  vegetales, pan, cereales, pescado y vino tinto,  puede ayudar a reducir por un tiempo limitado que los síntomas empeoren.

Destacó que un gran porcentaje de la población presenta Alzhaimer; en 10 por ciento de los casos se presenta entes de los 60 años de edad a consecuencia de la mutación genética, transmitiéndose de padres a hijos.

Los primeros síntomas se confunden con la vejez o estrés en el paciente, estos signos tienen efecto sobre las actividades de la vida diaria, por lo que la deficiencia más notable es la pérdida de memoria, manifestada como dificultad de recordar hechos recientes, explicó.

El avance de la enfermedad puede ser más rápido o lento en función del entorno de la personas, no es una situación fácil y la familia tendrá que hacer grandes esfuerzos para ofrecerle a las personas un ambiente lo más favorable posible.

Dijo que la enfermedad se acelera por el estrés familiar, cambios bruscos en la rutina o alteraciones drásticas en la vida cotidiana. Asimismo, se puede detener con un ambiente familiar feliz, con actividades intelectuales como el jugar ajedrez, lectura, completar crucigramas, realizar ejercicio y socializar con sus amigos, concluyó.