ASEGURADOS PUEDEN CAMBIAR DE UNIDAD MEDICA FAMILIAR A TRAVÉS DE IMSS DIGITAL

ASEGURADOS PUEDEN CAMBIAR DE UNIDAD MEDICA FAMILIAR A TRAVÉS DE IMSS DIGITAL
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

·         Con el uso de plataformas digitales se pueden realizar trámites sin hacer filas

·         Se requiere CURP, Código Postal y correo electrónico del solicitante

Sin hacer filas, ni exponerse a un posible contagio por COVID-19, derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que cambian de domicilio y deben darse de alta en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) que les corresponda de acuerdo a su nueva dirección, http://www.imss.gob.mx/imssdigital pueden efectuar el trámite a través de la página o en la aplicación IMSS Digital.

El doctor Clemente Martínez Ruiz, titular de la Jefatura de Prestaciones Médicas en la Oficina de Representación Baja California, dijo que, para cambiar de clínica, solo se requiere tener a la mano la Cedula Única de Registro Poblacional (CURP), Código Postal del nuevo domicilio y un correo electrónico válido.

Detalló que el Instituto privilegia el uso de plataformas digitales con la finalidad de frenar la cadena de transmisión del coronavirus, lo que, además, beneficia al usuario con el ahorro de tiempo y recursos por traslados a las unidades médicas.

Hizo un llamado a derechohabientes, patrones y público en general a descargar en sus teléfonos móviles la aplicación IMSS Digital, en la que existe la posibilidad de realizar varios trámites y encontrar información relevante sobre servicios y prestaciones del Instituto.

Martínez Ruiz destacó que los asegurados, además del cambio de clínica de adscripción, también pueden solicitar citas con médico familiar; darse de alta; realizar el registro, la baja o la actualización de los datos de beneficiarios; consultar las incapacidades, y verificar vigencia de derechos, entre otros trámites.

Puntualizó que en los centros laborales del IMSS se siguen aplicando las medidas de sana distancia, que comprenden el funcionamiento de filtros sanitarios en los accesos; evitar la presencia de niños y adultos mayores, así como privilegiar el uso de cubrebocas, entre otras acciones tendientes a disminuir el riesgo de contagios por COVID-19.