CARIES DENTAL SE PUEDE PREVENIR: IMSS

CARIES DENTAL SE PUEDE PREVENIR: IMSS
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Dientes fracturados o abscesos dentales; algunas consecuencias. Se recomienda usar la seda dental y cepillarse por lo menos dos veces al día. Importante acudir cada 6 meses a limpieza de rutina.

Molestias como incapacidad para morder y sensibilidad dental son las causas más comunes que provocan las caries, que además son consideradas como uno de los padecimientos más frecuentes entre la población debido a la falta de aseo dental, ya que las bacterias que se encuentran en la boca convierten todos los alimentos -especialmente los azúcares y almidones-  en ácidos.

El doctor Martín Huerta Valenzuela, estomatólogo del Hospital General de zona (GZ) IV # 8 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ensenada, explicó que el ácido, los residuos de comida y la saliva se combinan en la boca y forman  una sustancia llamada placa bacteriana que se adhiere a los dientes provocando afectaciones severas.

Dijo que  la placa que no se elimina de los dientes se convierte en sarro adhiriéndose a los molares posteriores, justo encima de la línea de la encía en todos los dientes y en los bordes de las obturaciones, ésta y  el sarro,  irritan las encías provocando gingivitis y periodontitis.

Señaló que los ácidos en la placa dañan el esmalte que cubre el diente y crean orificios (caries) que generalmente no duelen, a menos que se tornen muy grandes y afecten los nervios o causen una fractura del diente;  sin un tratamiento adecuado ocurre  un absceso dental que destruye el interior del diente causando la pérdida.

Huerta Valenzuela dijo que la caries provoca dolor de muelas, sensación dolorosa en los dientes, absceso dental, fracturas, molestias o dolor sobre todo después de consumir bebidas o alimentos dulces, fríos, calientes, ocasionando hoyuelos y agujeros visibles.

En ese sentido, destacó que el tratamiento ayuda a impedir la pérdida de la pieza con la colocación de coronas y tratamientos de conductos;  se obturan los dientes, reemplazando la afectación con  material de plata, oro, porcelana o resina compuesta.

Un tratamiento de conductos se recomienda si el nervio del diente muere como  consecuencia de una o varias caries y de una lesión, se extrae el centro del diente incluido el nervio y el tejido vascular junto con las caries  y las raíces,  se rellena el espacio con un material sellante.

Por ello exhortó a los derechohabientes para que acudan cada seis  meses a una limpieza de rutina para prevenir la caries, cepillarse con flúor por lo menos dos veces al día y usar la seda dental al menos una vez, evitar el consumo de bebidas azucaradas o chupar caramelos y mentas de forma constante.