EVITAR EL ALCOHOL ES FUNDAMENTAL PARA PACIENTES CON DIABETES: IMSS

EVITAR EL ALCOHOL ES FUNDAMENTAL PARA PACIENTES CON DIABETES: IMSS
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Se recomienda hábitos alimenticios libres de grasas y azúcar. Importante realizar los controles de glucemia. Es preferible el consumo de bebidas saludables libres de endulzantes.

El mes de diciembre dificulta seguir un plan de hábitos saludables, lo que es muy común entre pacientes diabéticos y eventualmente olvidan que una alimentación sana ayuda a mantener el azúcar de la sangre en niveles adecuados.

El Francisco Soto Mandujano Coordinador de la Unidad de Medicina Familiar número 32 (UMF 32) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ensenada, destacó que cada vez hay más personas con diabetes, por lo que en clínicas y hospitales de la dependencia se  proporcionan una serie de consejos y advertencias que serán de utilidad en esta época del año.

Señaló que es muy importante realizar los controles de glucemia (automonitoreo) para adoptar las medidas adecuadas.  Una de las estrategias más seguras es  planificar el menú y elegir con prudencia los alimentos que se ajustan a su plan de alimentación como utilizar poca sal y consumir una gran variedad de alimentos integrales, frutas y vegetales.

Soto Mandujano sugirió que la cantidad de carbohidratos y glúcidos, así como el número de calorías que se ingieren pueden rebasar la norma, por lo que es tan sencillo como  adaptar la dieta a los gustos y costumbres de cada persona y cada familia.

Indicó tratar de no consumir panes, empanadas y embutidos es muy sano, ya que son muy altos en carbohidratos y grasas, evitar en la medida de lo posible la ingesta de bebidas con alcohol y no dejar de tomar los medicamentos, son sencillas medidas que evitarán complicaciones en la salud de los enfermos.

Si el paciente con diabetes se inyecta insulina es preponderante no abusar de bebidas con alcohol por el riesgo de hipoglucemia, si fuera el caso debe de comer antes de beber y controlar la glucemia antes y después del consumo.

Son muy importantes los cambios que provoca el consumo de alcohol.  Siempre debe respetarse el tratamiento médico, ya que afecta la conducta (agresividad, inquietud, somnolencia, angustia), provee calorías adicionales, aumenta la presión sanguínea, dañan el cerebro y afecta sustancialmente el sistema nervioso.

Finalmente recomendó que quienes consumen alcohol y reciben insulina, están en riesgo de hipoglucemia, ésta puede ocurrir al día siguiente o  dos o tres horas después la ingesta. Deben de tener consigo caramelos o azúcar, levantarse a tiempo la mañana siguiente para comer y tomar su medicamento o inyectarse la insulina, así como continuar con sus hábitos de ejercicio.