NECESARIO PRESTAR ATENCIÓN A LA GASTRITIS: IMSS

NECESARIO PRESTAR ATENCIÓN A LA GASTRITIS: IMSS
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Dolor abdominal, inflamación y acidez; algunos síntomas. Sin tratamiento suele ocasionar úlceras y sangrados. Indispensable mantener una dieta saludable.

Como consecuencia de una alimentación incorrecta, estrés, ansiedad, medicamentos e infecciones, la gastritis es una enfermedad que afecta a la población en general, destacó el doctor Francisco Soto Mandujano coordinador de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) # 32 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ensenada.

Explicó que se trata de una inflamación de la pared gástrica, lo que provoca una serie de síntomas como, dolor, ardor y acidez, entre otros.

Dijo que el estrés no es sólo un problema que se manifiesta en el ámbito psicológico, sino que también es visible a nivel físico a través de la gastritis nerviosa, ocasionada por las presiones lo que nos obliga a una mayor exigencia al organismo, lo que provoca un constante estrés y nerviosismo que altera su  funcionamiento.

Explicó que por lo general y como lo manifiestan muchos especialistas,  la gastritis tiende a ser primero aguda, pero cuando ésta se mantiene en el tiempo puede llegar a ser crónica, llegando a provocar úlceras y sangrados.

Los primeros indicios son acidez y dolores de estómago que van acrecentando su periodicidad e intensidad, además aparece hinchazón, náuseas, vómitos, cefaleas y palpitaciones.

Asimismo, dijo, que puede ser por consecuencia de la ingesta de fármacos  agresivos para la mucosa gástrica, intoxicaciones, algunos alimentos y la ingesta constante de alcohol.

Señaló que hay otros síntomas como el dolor de cuello, hombros, la zona lumbar de la espalda, problemas en la piel como acné, caída del pelo (ocasionado por el estrés).

Dijo que suele manifestarse en personas sometidas a presión o estrés, a diferencia de otras; la gastritis nerviosa no tiene en sí una causa física, se ve alterada por factores psicológicos que terminan desencadenando otros problemas.

Agregó que la enfermedad debe ser tratada como cualquier otro tipo de gastritis pero el médico debe identificar si el paciente está atravesando por ansiedad, depresión o existen problemas externos que la persona no puede manejar.

Por último, el coordinador del IMSS detalló que en este supuesto, no hay  tratamiento especial, por lo que recomendó mantener una dieta equilibrada y saludable.