Tumba pandemia planeaciones a largo plazo para las empresas maquiladoras

Tumba pandemia planeaciones a largo plazo para las empresas maquiladoras
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

· Ante la nueva manera de hacer negocios a nivel mundial, tras la pandemia, la industria debe buscar la forma de salir adelante.

Uno de los retos principales para la industria en Baja California, derivado de la pandemia, es anclarse mediante sus fortalezas y adaptarse a las nuevas condiciones del mercado, donde ahora las planeaciones son a muy corto plazo.

Lo anterior lo señaló el Dr. Luis Manuel Hernández González, presidente electo de la Asociación de la Industria Maquiladora y de Exportación (INDEX) a nivel nacional, durante su participación en la sección «Let´s talk about success».

 La anfitriona de esta charla fue Dolores Sandoval, consejera de Desarrollo Económico e Industrial de Tijuana (Deitac), organismo que organiza esta serie de  pláticas con líderes empresariales y el cual es presidido por Carlos Higuera Espíritu.

El líder de INDEX Zona Costa y presidente electo del consejo a nivel nacional apuntó que uno de los temas recurrentes durante la pandemia fue que muchas empresas optaron por la comodidad y esperar a que les dijeran qué hacer, mientras que otras decidieron «negociar con el virus».

«La situación que tenemos en Tijuana es que surtimos a muchos mercados, tenemos una gran influencia fuera de México, entonces cuando vimos que empezaban a cancelar órdenes tuvimos que ver qué teníamos qué hacer hacia adentro como empresas, porque nadie sabía como actuar ante el covid», comentó.

Luis Hernández sentenció que lo conducente es ubicarse y reflexionar sobre cuál es el mejor valor agregado que se puede dar como sector, de manera que se pueda anclar mediante sus fortalezas.

El dirigente indicó que a raíz de la emergencia sanitaria, los corporativos ya no realizan planeaciones a cinco años, como solía ocurrir, sino que ahora las compañías hacen planes por trimestres.

«Una clave está entre el sistema económico, financiero y operativo, donde tenemos que hacer ajustes, reentender el mercado; por ejemplo, los dispositivos médicos respiratorios aumentaron su demanda, pero disminuyó la de artículos ortopédicos, entonces tenemos que adaptarnos al mercado, ver qué está pasando afuera», destacó.

Lo cierto es que la industria maquiladora y de exportación es un motor importante de la economía en la entidad, puntualizó el presidente de INDEX, ya que existen 1,100 industrias que representan 300 mil empleos y una nómina de 9 millones de dólares diarios.

«Si dejan de aparecer esos 9 millones en dos semanas, el estado colapsaría, por lo que debemos repensar la manera de continuar con la operatividad. La evolución es parte de nuestro sector, de ahí que tenemos que unirnos y potenciar las capacidades, analizar hacia dónde se va como industria», enfatizó.

Finalmente, Luis Manuel Hernández mencionó que como dirigente nacional de INDEX buscará que en cada región existan aliados que conozcan su zona y con ellos, en conjunto, velar por los intereses del sector industrial.

Como dirigente nacional buscará estar aliado de los expertos en cada zona, ya que se debe reconocer quiénes conocen su zona, cuáles son sus necesidades y sus fortalezas.

La clave para nosotros es anclarnos con las fortalezas que tenemos, creo que sñi vienen más inversiones, pero hay que actuar ante el tema de la contingencia, pues ya vimos que en Chihuahua ya volvieron a semáforo rojo y aquí tenemos que ver cómo le vamos a hacer, cómo vamos a resolver.

Es muy fácil culpar a la industria maquiladora de los contagios de covid-19, por el simple hecho de que estamos organizados, no era ni el 0.03% del setcor que estaba contaminado cuando se hizo una encuesta entre los socios.

Junto con otros organismos se analizó el mensaje que se estaba enviando, mientras que en otros sectores como el transporte o el comercio ambulante no se vio lo mismo.

Es importante que cada quién haga su lucha desde su trinchera para mantener la operación, la maquiladora debió manejar sus reglas de manera estatal, porque la pandemia no permitió implementar medidas generales.