“Hablemos de Economía” Domingo Ramos Medina “Pulmonía económica”

“Hablemos de Economía” Domingo Ramos Medina   “Pulmonía económica”
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

El mundo entero y en particular nuestro país se encuentra sometido ante dos grandes problemas, el primero (y prioritario de atender) es el de la salud que se encuentra vulnerable ante esta gran pandemia conocida como COVID-19, el segundo y no menos preocupante, el de la economía que se ve comprometida ante la parálisis provocada por esta pandemia, así como por otras tantas variables.

En este sentido, y hablando de economía, la situación mundial desde el 2019 se observaba ya algo complicado acorde a los ciclos esperados, sin embargo, en el contexto nacional, hay que reconocer que nuestra economía durante el año pasado ya venía desacelerándose, y en plena caída.

Es el COVID-19 lo que viene a intensificar las malas condiciones en las que ya nos encontrábamos, puesto que paralelo a nuestro estancamiento y los bajos precios del petróleo provocado por la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita, la desaceleración y parálisis de actividades económicas provocada por la crisis de salud mundial vino golpear todavía más a nuestra ya mermada economía.

Por si lo anterior fuera poco, habrá que sumarle que Estados Unidos, es ya el nuevo epicentro de la pandemia COVID-19, lo que conlleva nuevas y malas noticias para nuestro país, por la alta relación económica, comercial y social entre ambas naciones.

En la jerga económica para explicar la dependencia de México con respecto a USA, coloquialmente usamos el dicho “si a USA le da una gripa, a México le da una pulmonía”. Pues bien, USA ya tiene COVID-19, así que también tenemos que prepararnos para una seria “pulmonía económica”

En este contexto, además de lo ya mencionado, habrá que sumarle la depreciación de nuestra moneda, así como la caída de las remesas, recursos que son muy importantes para nuestra economía y que vamos a dejar de percibir.

Ante este escenario, algunas firmas y economistas especializados han señalado que el PIB en este 2020, disminuirá entre 5 a 8 puntos porcentuales, otros hasta señalan que la caída será de dos dígitos, lo que implicaría altos costos económicos en todos los sectores, y también sociales puesto que al disminuir la actividad económica, también la recaudación tributaria caerà y en consecuencia los recursos disponibles para las participaciones estatales, municipales así como para el mantener los programas sociales, que aunado al desempleo, cierre de negocios, pobreza marginal, e inseguridad, generaran una serie de conflictos.

Lo que se recomienda en estos casos es tratar de disminuir el impacto de la caída de la curva de desaceleración económica en el ciclo en el que nos encontramos inmersos, y buscar impulsar que el crecimiento sea lo más pronto y rápido posible, para ello podemos considerar lo siguiente:

·       Otorgar créditos blandos o préstamos a las MIPYMES, que son las que mayormente resentirán esta crisis. No hay que olvidar que este tipo de empresas son las que generan el 52% del PIB y el 72% de empleos.

·       Apoyo con “seguro de desempleo o de sobrevivencia” a parte de la población económicamente activa que no cuenta con los recursos para dejar de trabajar y que “vive al día”; ya que en México aproximadamente el 60% de la economía es informal, por lo que habría que implementar programas de estímulos y apoyos a estas personas.

·       Estímulos fiscales a las empresas, que los gobiernos en los tres órdenes seguramente evaluarán para otorgar ampliación de plazos de obligaciones, prórrogas, descuentos e incentivos.

·       Promover la inversión directa, a través del inicio inmediato de un paquete de obras gubernamentales, así como facilitar la inversión privada en los proyectos que generen empleos y derrama económica.

Amigos, son tiempos difíciles y reconociendo que la actividad económica es esencial para el bienestar familiar y del país, debemos estar conscientes que lo más importante es la salud de todos, por favor atende las recomendaciones de las autoridades sanitarias y protege a tu familia.