No.43 ACEPTAN HOTELEROS DE BC PAGAR 5% DE ISH Y APOYAR AL GOBERNADOR JAIME BONILLA VALDEZ

No.43 ACEPTAN HOTELEROS DE BC PAGAR  5% DE ISH Y APOYAR AL GOBERNADOR JAIME BONILLA VALDEZ
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

TIJUANA, B.C., 9 de enero de 2020.- Hoteleros de los cinco municipios de Baja California, recibieron con agrado las propuestas del gobernador Jaime Bonilla Valdez y aceptaron el aumento del Impuesto Sobre Hospedaje (ISH), que pasó de 3% a 5% al ser aprobada la Ley de Presupuesto Estatal 2020, a cambio de tener intervención en las propuestas promocionales que cada destino presentará.

Reconocieron que anteriores gobiernos se desentendieron de los problemas que frenaron el desarrollo regional y hasta les quedó debiendo, la administración pasada, un monto de más de 50 millones de pesos que deberían haber recibido para promoción turística.

El gobernador Bonilla Valdez escuchó a cada uno de los expositores de Tecate, Playas de Rosarito, Tijuana, Ensenada, Mexicali y San Felipe, convocados por el presidente de la Asociación de Hoteles del Noroeste, A. C. (ASHONO, por sus siglas), Lic. Adrián Bustamante, en el salón Campestre del Grand Hotel Tijuana.

Durante la reunion estuvo acompañado por los secretarios de Hacienda, Adalberto González Higuera, y de Economía Sustentable y Turismo, Mario Escobedo Carignan; así como de Ivette Casillas Rivera y Rubén Roa Dueñas, subsecretarios de Turismo y de Economía; y, Alfonso Bustamante Anchondo, director de Asuntos Internacionales.

Los hoteleros argumentaron que el incremento de 2.0 puntos porcentuales al Impuesto Sobre Hospedaje, les significaría una mayor carga impositiva y que, al ser trasladado a las tarifas, sus potenciales clientes o huéspedes, en muchos casos de procedencia estadounidense, no lo aceptarían; al mismo tiempo, reclamaban transparencia en la aplicación de la recaudación que significaría.

Experimentados hoteleros como Roberto Arjona y José Manuel Jasso, de Tecate; Juan Corona (Grupo Corona), Ricardo Argiles (Grupo Rosarito Beach) y Manuel Padrés Pérez-Verdía, de Playas de Rosarito; y Fortino Cabrera León, Carlos Maldonado y Carlos Rosete, de Tijuana, se sumaron a las voces de demanda para una correcta inversión de los recursos que deriven de la aplicación de la nueva tasa impositiva.

Insistían en que se “regresaran” a los términos originales de la creación del Fondo para la Promoción Turística, y que se les incluya en los comités municipales para, en base a su experiencia y vocación turística de cada destino, elegir los proyectos mercadológicos que les garanticen buenos resultados para atraer turistas (huéspedes) en sus hoteles.

Aprovecharon para comentar que el pasado gobierno estatal les quedó debiendo un total de 54.0 millones de pesos, derivado del ISH como participación para el fondo promocional, a lo que el jefe del Ejecutivo estatal les respondió en el acto que este viernes (10 de enero), el secretario de Hacienda del Estado, les pagaría el 50% por ciento (27.0 millones) y el resto les será cubierto antes de finalizar el presente mes de enero.

Enseguida, el gobernador Jaime Bonilla Valdez detalló los motivos por los que fue propuesto y aprobado por el Congreso local (como contenido de la Ley de Presupuesto 2020) el incremento de 2.0 en el ISH, como también ocurrió con otros impuestos, como es el llamado Impuesto Sobre Nómina y el Impuesto Sobre Venta de Combustible, que ya aceptaron los gasolineros a condición de que su uso sea transparente y beneficie a los bajacalifornianos.

Les enumeró el mandatario estatal la cadena de corrupción que han venido descubriendo en la revisión de las cuentas dejadas por el anterior gobierno, comenzando con la deuda superó los 33.0 mil millones de pesos. “Se fueron y quedaron debiendo a maestros, activos e interinos, a prejubilados, a los burócratas…. Nos dejaron un Estado en caos, en franca quiebra… y les hemos estado pagando como nos comprometimos, nosotros no les vamos a fallar”, dijo.

Otros temas fueron la inoperancia del sistema de bombeo del Acueducto Rio Colorado Mexicali-Tijuana, que puso en riesgo de sequía a la presa El Carrizo y obligó a la CESPT a poner en práctica los “tandeos” (dar agua a unos y a otros no, por unos días). En las playas, una contaminación gravísima, por descargas de aguas negras debido a que no funcionan las plantas de tratamiento, y el problema ya es binacional y fue tema en la discusión del Tratado de Libre Comercio conocido como T-MAC.

“De todo esos actos de corrupción, que cada vez nos sorprendemos de encontrar más en cada cuenta que revisamos, como los más de 1,800 millones de pesos que dejaron en facturas falsas y el gran número de ´aviadores´, no dijeron nada los que ahora se quejan de que van a pagar más impuestos… todos debemos trabajar juntos y ustedes serán atendidos y escuchados”, les afirmó.

Al finalizar, los propios hoteleros que hicieron uso de la palabra en repetidas ocasiones, se dijeron convencidos de hacer frente al compromiso como empresarios y bajacalifornianos, para apoyar los proyectos del gobernador Bonilla Valdez, “porque nos sorprende su franqueza y su trato abierto para aceptar que participemos todos en las propuestas que favorezcan a Baja California”.