AFECTA PROYECTO DE NORMA A PEQUEÑOS LABORATORIOS

AFECTA PROYECTO DE NORMA A PEQUEÑOS LABORATORIOS
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

· También pone en riesgo la profesión de químico a cargo de estos establecimientos

Los lineamientos establecidos en el  proyecto de norma que regula la organización y el funcionamiento de los laboratorios clínicos,  afectan severamente a los pequeños  establecimientos y a quienes ejercen la profesión de químico, señaló, Patricia Juárez Reyes, Presidenta del Colegio de Químicos,  Farmacéuticos y Biólogos de Tijuana A.C.

 

Explicó que se trata de del proyecto de norma PROY-NOM-007-SSA3-2017, misma que establece los criterios para la organización y funcionamiento de los laboratorios clínicos de los sectores público, social y privado del Sistema Nacional de Salud, que los caracterizan como servicios auxiliares de diagnóstico.

 

Asimismo dijo que enumera los requisitos que deben de cumplir en torno a los recursos humanos, tecnológicos y de equipamiento; la celebración de instrumentos consensuales para los servicios de referencia o de subcontratación, el control de calidad en sus diferentes fases, así como criterios de higiene y bioseguridad para el personal y usuarios de estos servicios, además de establecer características para la publicidad de este tipo de establecimientos.

 

En lo que respecta a equipamiento, obligan a que los laboratorios clínicos a dotar de mayor infraestructura a éstos, como el contar con dos sanitarios, por mencionar algunas de las exigencias, agregó.

 

Por otra parte mencionó que se pone en riesgo  la profesión de químico, ya que la norma señala que puedan estar a cargo de los laboratorios clínicos,  médicos cirujanos preferentemente patólogos clínicos.

 

Juárez Reyes indicó que el Químico Farmacéutico Biólogo, Químico Bacteriólogo Parasitólogo, Químico Biólogo y todas las denominaciones englobadas en el Concepto de Químico Clínico, con la característica común de desempeño profesional en el Área de Laboratorio Clínico, es un profesionista con preparación

Académica sólida en las áreas de Bioquímica Clínica y farmacia; quien cuenta con capacidad de análisis para resolver problemas en dichas áreas.

 

Asimismo dijo que posee habilidades en el manejo de equipo de laboratorio y tecnologías modernas, por lo que sería un error no valorar todo este conocimiento y experiencia.

 

Algo que también representará fuertes erogaciones, será la exigencia para que las pruebas en las que no se disponga de un programa de evaluación externa de la calidad, el laboratorio deberá demostrar de manera alterna la exactitud de los resultados, señaló.

 

En la normatividad mexicana, precisó que existen los lineamientos para el cumplimiento de ensayos de aptitud por comparaciones interlaboratorios que se

pueden cumplir con el apoyo de un colegio de profesionistas o de universidades, cuyo costo no es tan elevado, los cuales resultan incluso más confiables.

 

“Este tipo de lineamientos, perjudican a los pequeños laboratorios, ya que les será sumamente difícil cubrirlos, benefician a los grandes establecimientos, así como abrir la puerta para que las grandes farmacias puedan aperturar sus propios laboratorios”, señaló.

 

Ante esta situación, dio a conocer que el Colegio de Químicos,  Farmacéuticos y Biólogos de Tijuana A.C. planteó algunas modificaciones totalmente sustentadas a fin de que no resulten afectados los pequeños laboratorios, ni los profesionales del ramo ante la Secretaria de Salud federal y también ante las autoridades de salud de Baja California.

 

Además dijo que compartieron esta problemática ante el coordinador nacional de estrategia del gobierno electo, Lic. Juan Iván Peña Neder, sin embargo hasta el momento no han recibido respuesta a sus peticiones.

 

Planteó que través del Colegio de Químicos  Farmacéuticos  y Biólogos de Tijuana, demandarán ante  el nuevo gobierno federal cambios en la norma señalada, luego de que entre en funciones.

 

Precisó que actualmente este colegio está conformado por 40 agremiados, de los cuales un 80% son dueños de laboratorios, y a la vez invitó a los profesionistas del área de química a acercarse al colegio para que  juntos puedan “levantar la voz” a fin de ser escuchados por las autoridades competentes y de esta manera se puedan realizar cambios.