ENTREGA VOLUNTARIADO DEL IMSS SEGUNDO PAQUETE DE SILLAS-CAMA A HOSPITALES DE MEXICALI

   ENTREGA VOLUNTARIADO DEL IMSS SEGUNDO  PAQUETE DE SILLAS-CAMA A HOSPITALES DE MEXICALI
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

El promotoriado voluntario del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que preside la señora Fátima Blanco de Beltrones, entregó el segundo paquete de sillas-cama para beneficio de familiares de pacientes internados en los hospitales 20 y 31 de Mexicali.

La entrega se efectúo durante una ceremonia en la que se contó con la presencia del delegado regional en Baja California, licenciado Francisco Iván Beltrones Burgos, el dirigente de la sección VII del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social, doctor Manuel Baldenebro Arredondo; la diputada Eva María Vázquez; la regidora Virginia Noriega Quiñones y usuarios y directivos de los nosocomios beneficiados.

La señora Blanco de Beltrones resaltó la solidaridad de varios patrocinadores que han hecho posible un logro más del voluntariado, al completar 665 sillas que se entregaron a hospitales de Mexicali y Tijuana, lo que representa cerca más de 50 por ciento  de la meta en  toda la delegación, “vamos por otras 545 que seguramente reuniremos este año con el apoyo de los amigos del IMSS”, dijo.

Por su parte, el delegado del Instituto, licenciado Beltrones Burgos, destacó la intensa labor que ha desarrollado el Voluntariado, que con este mobiliario le permite  a familiares de pacientes una estancia más digna y cómoda en los hospitales “gracias a su compromiso solidario con las causas que atañen a nuestros derechohabientes, hoy damos una muestra más de que cuando se trabaja en equipo se obtienen resultados por demás satisfactorios”.

En esta ocasión, también se destinarán al Hospital de Ginecopediatría con Medicina Familiar (HGPMF) número 31, con lo que se beneficiará a menores de edad que en ocasiones permanecen tiempos prolongados hospitalizados y necesariamente sus familiares deben estar al cuidado de ellos.

Tras precisar que la normativa del Instituto no establece la obligatoriedad de proporcionar espacios de descanso o pernocta a los familiares de pacientes hospitalizados, Beltrones Burgos indicó que el costo unitario de las sillas-cama es de 3 mil 299 pesos, lo que representa que con las que se han adquirido se supera el millón y medio de pesos.