IMPORTANTE PROCURAR CALIDAD EN EL SUEÑO

IMPORTANTE PROCURAR CALIDAD EN EL SUEÑO
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Dormir es la principal herramienta de descanso y recuperación natural del cuerpo, por lo que hacerlo de manera eficiente es indispensable para conservar la calidad de vida y evitar enfermedades.

Para ello es necesario descansar diariamente entre seis y ocho horas diarias, establecer una hora fija para ir a la cama, evitar ver televisión por períodos prolongados o escuchar música estridente al acostarse, así como mantener un ambiente de luz y temperatura agradable y propicio durante la noche.

El psicólogo Francisco Saúl Martínez Larios, terapeuta del Hospital General Regional (HGR) número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, explicó que el sueño sano es esencial para la salud y el desarrollo de las personas, así como para ser productivo durante el día, tanto en lo laboral como en lo personal, es necesario que una persona adulta duerma de cinco a ocho horas diarias.

Un niño en edad escolar requiere entre seis y nueve horas para reponer la energía necesaria para su organismo. Este tiempo, dijo es necesario para estabilizar y mantener el equilibrio del cuerpo y cada una de sus funciones, aunado a que el organismo ingresa a una etapa de tranquilidad que garantiza el descanso y reposición de energía para el día siguiente.

El especialista del IMSS en Tijuana indicó que cuando una persona duerme mal, regularmente tiene alguna inestabilidad orgánica, funcional o emocional, que se manifiesta a través de distintos síntomas y padecimientos denominados trastornos del sueño, por lo que es de vital importancia el respeto a las horas de descanso.

Cuando los niños duermen entre seis y ocho horas al día, resaltó, funcionan mejor y son menos propensos a problemas de comportamiento e irritabilidad; por ello, es importante que los padres ayuden a sus hijos a desarrollar buenos hábitos de sueño desde temprana edad.

Para lograr un buen sueño, indicó, es necesario cenar temprano, evitar el consumo de café o té negro y refrescos de cola; así como chocolate y cenas grasosas.

También, dijo, es importante usar ropa cómoda y holgada, evitar dormirse con la radio, televisión o cualquier dispositivo como celulares o computadoras. Aun cuando el ejercicio es importante para la salud, éste se debe evitar durante la noche, así como las siestas en la tarde y el ruido y luz al acostarse.

El médico del IMSS advirtió que malos hábitos como fumar o beber alcohol son factores de riesgo para trastornos del sueño, tales como roncopatía (ronquido) y apnea (dificultad para respirar), insomnio y somnolencia.