INDISPENSABLE EL CUIDADO DE LA SALUD SEXUAL EN LA MUJER

INDISPENSABLE EL CUIDADO DE LA SALUD SEXUAL EN LA MUJER
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

En la salud reproductiva de la mujer las enfermedades de transmisión sexual representan un riesgo considerable, ya que con frecuencia ocasionan infertilidad. Además,  los daños que sufre el bebé en el perÍodo de gestación pueden evitarse si acude a revisiones ginecológicas anuales a partir de la adolescencia.

El doctor Jesús González López, ginecólogo del Hospital de Gineco Obstetricia (HGO) número 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, precisó que las infecciones más frecuentes son: clamidia, gonorrea, herpes genital, virus de papiloma humano (VHP), sífilis y virus de inmunodeficiencia humana adquirida (VIH); no siempre presentan síntomas sino hasta que las complicaciones son evidentes.

 

Agregó que las enfermedades de transmisión sexual se han incrementado entre la población de 14 a 25 años de edad, debido a tres factores principales: inicio de relaciones sexuales a edad temprana -13 años en promedio-, promiscuidad (cinco a seis parejas) y no utilizar condón.

 

Explicó en su mayoría  -con excepción del VIH-, se controlan con tratamiento médico; aunque precisó que la clamidia (bacteria Chlamydia trachomatis), sin atención oportuna   provoca enfermedad inflamatoria pélvica, así como  inflamación y cicatrización de las trompas de Falopio, lo que puede ocasionar infertilidad.

 

Cuando además del padecimiento hay un embarazo, se corre el riesgo de que este sea ectópico (el embrión se desarrolla fuera del útero) provocando aborto espontáneo, parto prematuro, nacimiento sin vida o la muerte del recién nacido.

 

Las segunda enfermedad citada, destacó, es la gonorrea (bacteria Neisseria gonorrhoeae), que también provoca esterilidad, embarazo ectópico o aborto, así como factor de infección neonatal al momento del parto, cuando el  producto pasa  por la cavidad vaginal contaminada.

 

El otro caso es  el herpes genital (del virus tipo 2), padecimiento muy recurrente e incurable  porque siempre estará latente en el organismo y surgirá  cuando  disminuyan las defensas del sistema inmunológico, advirtió el especialista del IMSS.

 

Una vez que la mujer adquiere  herpes tipo 2 o genital en el primer trimestre de embarazo, está expuesta a un aborto espontáneo  o bien que el bebé tenga  malformaciones congénitas.

La infección por virus del papiloma humano (VPH) está asociada con el desarrollo de cáncer cérvico-uterino. Entre los muchos tipos de virus del papiloma humano, hay algunos que provocan verrugas en la zona genital, y esto  en el caso de una mujer embarazada, es riesgoso, ya que en el momento del parto el bebé puede contaminarse al pasar por el canal vaginal, concluyó González López.