INVITA SECTOR SALUD A MANTENER HIGIENE PARA PREVENIR LA SALMONELOSIS

INVITA SECTOR SALUD A MANTENER HIGIENE PARA PREVENIR LA SALMONELOSIS
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Tijuana, B. C., martes 02 de abril del 2019.- El consumo de alimentos contaminados con salmonella es ocasionado por la falta de higiene de las personas que los preparan, por ello el Sector Salud hace un llamado a la población para lavarse las manos antes de comer y cocinar, sobre todo después de ir al baño.

En la Jurisdicción de Servicios de Salud que comprende la región de Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito informa que este padecimiento es causado por la bacteria salmonellis, la cual se encuentra en alimentos mal cocidos o bien en las manos de las personas que manipulan los cubiertos o utensilios donde se preparan y transportan los alimentos.

Es por ello que es indispensable el lavado de manos antes o durante la manipulación de los mismos por parte de las personas que van a cocinar; con agua y jabón se puede eliminar la mayoría de las bacterias que adquirimos a lo largo del día reduciendo así el riesgo de enfermarse.

Los principales síntomas de la salmonelosis se presentan entre las 8 a 72 horas posteriores a la infección, los cuales pueden ser vómito, dolor en el estómago, nauseas, diarrea y en algunos casos fiebre.

Una alternativa en caso de no tener agua y jabón, puede limpiarse las manos con un gel antibacterial a base de alcohol.

Debido a que el sistema inmunológico de los niños es más débil, la infección avanza con mayor rapidez y los síntomas se pueden agravar, por lo que si se tienen más de 3 evacuaciones vía oral o fecal en menos de una hora, es urgente llevarlo a la unidad de salud más cercana.

Ya que esta infección produce síntomas similares a varias que se registran durante la temporada de verano, es importante que sea un medico quien proporcione las recetas, especificando el tratamiento y duración del mismo para evitar complicaciones en la salud de la persona.

Por ello se realiza una invitación a la población a evitar comer o beber en puestos de comida ambulantes, además de procurar comprar, en la medida de las posibilidades económicas de la población, solo los alimentos que se van a consumir el mismo día, especialmente lácteos o perecederos, verificando la fecha de caducidad de los productos.