RECOMENDACIONES PARA PREVENIR EL INFARTO VASCULAR CEREBRAL

RECOMENDACIONES  PARA PREVENIR EL INFARTO VASCULAR CEREBRAL
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

TIJUANA, B. C.- Jueves 2 de febrero de 2017.- Con el propósito de prevenir el infarto vascular cerebral por enfermedades asociados a la diabetes, hipertensión, obesidad y sedentarismo, la Administración estatal que encabeza el Gobernador Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, a través de la Secretaría de Salud, emitió recomendaciones a la población para inhibir el riesgo de padecerlo y garantizar el óptimo estado de salud.

En este sentido, el Jefe de la Jurisdicción de Servicios de Salud, Héctor Zepeda Cisneros, señaló que es sumamente importante adoptar medidas como la sana alimentación, evitar consumir tabaco y alcohol, realizar ejercicios diarios de 30 minutos, así como la revisión médica general por lo menos una vez al año; ello como parte de las acciones de prevención encomendadas por el Secretario de Salud, Guillermo Trejo Dozal, a todas las unidades del sector.

Esta patología se puede presentar a cualquier edad pero es más común en personas de más de 45 años; los síntomas son dolor de cabeza intenso y agudo, adormecimiento de la mitad del cuerpo, pérdida de la sensibilidad en extremidades o de la mitad de la cara, dificultad para expresarse y lenguaje inentendible.

La presión arterial alta, problemas cardíacos, padecer diabetes mellitus y no llevar un control adecuado, fumar, obesidad y sedentarismo, entre otras enfermedades dentro del síndrome metabólico, pueden ser factores de riesgo en este padecimiento, por ello es importante actuar oportunamente si presenta alguna sintomatología.

Los signos de alarma pueden durar sólo unos minutos antes de sufrir un infarto vascular cerebral, por lo que es importante la atención inmediata, lo que puede salvar la vida de la persona y aumentar las posibilidades de una recuperación exitosa.

Zepeda Cisneros comentó que una persona con este padecimiento puede tener parálisis, problemas de razonamiento, de habla, de visión, o de coordinación motora, por lo que se sugiere atención inmediata ante cualquier síntoma, ya que cuanto más tiempo dure la interrupción del flujo sanguíneo hacia el cerebro mayor es el daño.

Lo más efectivo para evitar padecer esta enfermedad realizar 30 minutos de ejercicio al día, evitar el tabaquismo, comer frutas, verduras, pescado y limitando el consumo de carnes rojas a 2 ó 3 veces por semana, además de realizarse una revisión médica general por lo menos una vez al año.