RECOMIENDA IMSS PREVENIR EL PIE DIABÉTICO

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), hace dos recomendaciones: mantener una alimentación adecuada y respetar los tratamientos médicos a los pacientes diabéticos e hipertensos.

Octavio castro, jefe de consulta de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 7 del IMSS en Tijuana, advirtió que, estas son enfermedades crónico degenerativas que de no tener un cuidado especial pueden tener consecuencias complicadas. Una de ellas, indicó, es el pie diabético que se puede catalogar como una urgencia.

“Cualquier herida, por mínima que parezca, rápido y fácilmente se puede infectar y en poco tiempo poner en riesgo de amputación la extremidad del paciente y hasta peligrar su vida”, advirtió.

Explicó que, estas complicaciones graves pueden prevenirse manteniendo bajo control de niveles de azúcar en la sangre (glucosa) mediante dieta, ejercicio y fármacos prescritos por su médico familiar, así como una serie de cuidados de parte del propio paciente.

La diabetes daña los vasos sanguíneos, reduciendo el flujo de sangre, y  los nervios de los pies, alterando la sensibilidad, por lo que recomendamos estar siempre muy atentos a cualquier rasguño, callosidad, úlcera, golpe o cambio de color en la piel, de ser así  acudir de inmediato a revisión profesional.

Para evitar complicaciones severas por esta enfermedad, el doctor Octavio Castro explicó los puntos principales de cuidado preventivo:

1.        Revisar a diario los pies, observando cuidadosamente que no haya heridas, ampollas, enrojecimiento, hinchazón o problemas de uñas y usar un espejo de mano (con aumento), para revisar la planta de sus pies.

2.      Lavar diariamente con agua tibia, no caliente, utilizando esponja o una toalla suave; secarlos sin frotarlos, dejando que la toalla absorba el agua y, de preferencia aplicar alguna crema humectante.

3.      Usar calcetines limpios y secos, evitando aquellos con elásticos apretados, ya que disminuyen la circulación hacia la extremidad y cambiarlos diariamente.

Finalmente advirtió que, fumar reduce significativamente la circulación de la sangre a los pies.