SE DEBE PONER ATENCIÓN AL RECHINIDO DE DIENTES AL DORMIR: IMSS

SE DEBE PONER ATENCIÓN AL RECHINIDO DE DIENTES AL DORMIR: IMSS
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

· De no atenderse a tiempo puede provocar daños irreversibles. · Estrés laboral y escolar son los principales detonadores del bruxismo.

Despertar con dolor muscular en la zona de la cara, cuello y hombros, así como cansancio  sin aparente motivo, son  síntomas de bruxismo, un trastorno caracterizado por apretar o rechinar la dentadura de forma inconsciente mientras se duerme o de forma involuntaria. 

La directora de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 21, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Rosarito, Fabiola Macías, , explicó que la dentadura se sobre esfuerz,a dando como resultado un desgaste acelerado; es muy común que las personas con este padecimiento tengan los dientes muy pequeños, hasta que las piezas mueren, porque se pulverizan. 

Indicó que se trata de una acción inconsciente y frecuente en niños y adultos que se encuentran sometidos a tensión emocional o estrés, aunque en el caso de los infantes que se encuentran en periodo de dentición mixta (en muda temporal), etapa donde es común que ocurra el «rechinido» de los dientes, dado que la mordida va tomando su posición o alineándose para realizar adecuadamente la función de la masticación. 

Advirtió que el trastorno puede afectar a casi un 30 por ciento de la población pediátrica; en adolescentes, también puede surgir a consecuencia de niveles de ansiedad ocasionados por diversas situaciones como problemas o presiones en la escuela y familia. 

Es común, dijo,  que el origen sean las tensiones y el estrés; debido a que los pacientes no logran relajarse para dormir y lograr un descanso adecuado se contraen los músculos tanto de la cara como a nivel del cuello y la espalda de tal manera que al día siguiente al despertar, la persona se encuentra agotada y adolorida. 

La doctora Macías Corona indicó que el paciente casi siempre acude a consulta cuando ya tiene un desgaste importante de la dentadura, o problemas más severos, como disfunción de la mordida, por lo que instó a la derechohabiencia a acudir con su médico familiar en cuanto se detecte este problema.